Hasta hace solos unas semanas, el teletrabajo era una forma anecdótica de trabajar dentro de nuestras fronteras. Sin embargo, y como causa de la pandemia del COVID-19 que en la actualidad azota a nuestra sociedad y a la economía, el teletrabajo ha sido impuesto en muchos sectores. Por ello, es de extraordinaria conveniencia cuidar las medidas de cibereguridad que debemos tomar para evitar los riesgos asociados a esta nueva práctica.

El teletrabajo con herramientas informáticas facilitadas por su empresa:

Siga las instrucciones proporcionadas por su empresa. No modifique su configuración, ni instale o desinstale ningún programa o aplicación sin haber consultado antes con su empresa. Si tiene alguna duda, no lleve a cabo ninguna medida sin haber preguntado a su empresa con carácter previo.

Si teletrabaja con sus propios dispositivos electrónicos:

1. Compruebe que tiene un buen programa antivirus. En caso de no tenerlo, es de suma importancia que instale uno. Si no tiene mucha información al respecto, recomendamos buscar por Internet y consultar varias webs alternativas. La variedad de softwares maliciosos es cada vez más amplia, con lo que debemos concienciarnos en la importancia de extremar la precaución.

2. Mantenga actualizado el sistema operativo de tu dispositivo electrónico, así como también todos sus programas o aplicaciones.

3. Mantenga separada la cuenta de trabajo y la personal. Es recomendable crear un perfil específicamente para el teletrabajo, sobre todo si compartimos nuestra cuenta personal con otra persona. Habitualmente nuestra cuenta personal está más expuesta a encontrar virus, debido a que navegamos más con ella que cuando estamos trabajando.

4. Lleve a cabo de forma periódica (por ejemplo, cada semana) copias de seguridad de tu dispositivo para no perder toda o parte de la información por un fallo en su dispositivo, un borrado no voluntario o por los posibles efectos que pueda ocasionar un virus informático.

5. No se conecte a redes públicas o abiertas, puesto que no son seguras: no conocemos a quienes navegan en ellas, ni que archivos circulan a través de las mismas.

Además, resulta fundamental tener todos los sentidos puestos a la hora de navegar, no abra correos o mensajes desconocidos que tengan un contenido estandarizado o que tengan una redacción anómala (normalmente debido a una traducción defectuosa), ni tampoco abras los archivos adjuntos.

La “Oficina de Seguridad del Internauta” (Ministerio de Economía) dispone de un teléfono de contacto (017) para realizar cualquier consulta relacionada.

Si has sido víctima de un fraude por internet, es recomendable, antes de dar cualquier paso, ponerse en manos de un experto que pueda prestar una asesoría legal especializada.

Si tienes alguna duda o necesitas un abogado especialista, no dudes en ponerte en contacto con nosotros de manera gratuita.

#

¿Más información? Contáctanos

Sabemos que no es fácil elegir un buen despacho de abogados y por eso, te lo ponemos fácil

Llámanos sin compromiso y plantéanos tu consulta

Analizaremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución

Dirección

Calle Velázquez, 57, 6ªPlanta

28001, Madrid

E-mail

info@abogados-estafas.com

Teléfono

91 088 82 06