estafa vishing

La nueva realidad del teletrabajo, impuesta en muchos casos a causa de la pandemia del coronavirus y la obligación de quedarnos en casa tanto por confinamientos de la Administración como en los llamados autoconfinamientos tanto si somos positivos en Covid-19 como si hemos tenido contacto estrecho con un positivo, ha derivado en nuevas realidad, oportunidades y amenazas, como la nueva estafa vishing.

Estas nuevas amenazas consisten en la proliferación de nuevos tipos de fraudes y estafas que se han adaptado a esta nueva realidad laboral.

Una de dichas amenazas consiste en la famosa suplantación de nuestra identidad, pero ahora a través de comandos de voz, lo que se ha dado en llamar «voice phishing» o «Vishing».

En esta nueva estafa vishing el robo de la identidad no se hace a través de un correo electrónico o SMS, sino a través de imitar la voz e identidad de un conocido de la víctima para sustraerle esta información.

Por ejemplo, pueden llamarte una persona haciéndose pasar por el técnico de una compañía telefónica que tienes contratada y que te pidan datos personales como DNI, número de cuenta para corroborar, siempre según ellos, que eres realmente el titular de la línea.

Otras veces, averiguan que eres por ejemplo el director de un departamento de alguna compañía importante y te llaman haciéndose pasar por un jefe o el secretario de algún jefe de tu misma compañía y te solicitan determinados datos sensibles de las personas a tu cargo.

Normalmente, estos delincuentes suelen hacer antes una labor de investigación de la información pública que compartes tú o tu empresa en Internet o redes sociales y así les resulta más fácil ganarse tu confianza.

También es relevante saber que las llamadas las suelen hacer siempre bajo un protocolo de llamadas a través de Internet o VoIP, por ejemplo, con servicios como Skype.

Los ciberdelincuentes suelen utilizar diversas artimañas para ganarse la confianza de la víctima como imitar la voz de alguien que conoces, el ruido de fondo de una oficina ajetreada y normalmente suelen acompañar sus peticiones con un fuerte sentido de urgencia. Necesitan presionar a su víctima diciendo que les tienen que facilitar la información cuanto antes.

Desde Abogados Estafas siempre recomendamos no dar información sensible ni por teléfono, ni por email ni por otros medios sin una correcta identificación del remitente o de quien nos llame, y ante cualquier sospecha de algo que no nos cuadre en esa llamada siempre es mejor pedir tiempo y colgar incluso la llamada.

Si has sufrido este tipo de ciberestafas u otro tipo de estafa no dudes en enviarnos tu consulta de forma gratuita y atenderemos tu caso de forma inmediata.

¿Más información? Contáctanos

Sabemos que no es fácil elegir un buen despacho de abogados y por eso, te lo ponemos fácil

Llámanos sin compromiso y plantéanos tu consulta

Analizaremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución

Dirección

Calle Velázquez, 57, 6ªPlanta

28001, Madrid

E-mail

info@abogados-estafas.com

Teléfono

91 088 82 06